A quien interese…

A quien interese, si puede, lea completo:

Todos me conocen como adicta al trabajo.

No es cierto.

Soy adicta a ser mejor cada día…

El problema? Llega al extremo de que odio fallar…
No me permito fallar… y cuando pasa mi mente actúa en mi contra y solo tiendo a reprenderme a mi misma, a auto evaluarme de manera negativa.

No es sano.

Algunos saben las consecuencias de cuando llego a estos extremos.

He probado cientos de métodos para dejar de sentirme así. Ni Yoga, ni mándalas ni autosugestión, ni meditación fueron suficientes… Antes de salir a “vacaciones”, no podía dormir, ni siquiera respirar bien. Porque en mi mente, en ese tiempo, solo iba a dedicarme a seguir dándome látigos mentales, ya que, no iba a pasar tan ocupada.

Pero 3 días después encontré algo mejor que cualquier método anti-estrés… Desahogarme conmigo misma… No, no lo hice en frente de un espejo hablando conmigo misma…
Lo hice escribiendo… Escribiendo sobre una película que vi, terminé escribiendo sobre mi… Inmediatamente lo cambié a solo seguir enfrentándome… Y así cada día he escrito 2 o 3 “cartas” que tal vez nunca muestre, pero que en cierto modo han sido mi “terapia”.

Si, también escribí de varios temas que espero publicar pronto en mi blog… Bobadas varias jajaja.

A los que pensaban que en vacaciones estaba “trabajando” no era así… Si me veían conectada, es porque llegué a leer correos, revisar presentaciones, trabajos, etc… Hasta de hace un año, para realizar toda una auto evaluación objetiva de mi.

Tal vez esta no es la solución última que de un día a otro me hará cambiar pero por ahora ha sido un método que me ha ayudado a dormir mejor, a aprovechar mejor la compañía de familia, amigos, etc… Y en últimas a aprovechar mejor mi propia compañía.

Solo era eso 😉

One comment

  1. Hola, me he sentido identificado con tu historia.

    Te contaré que también siento ser una persona comprometida con su trabajo en la tecnología, aunque creo haber llevado mi pasión a otro nivel. incluso llevo el trabajo de la oficina a casa y de casa a las reuniones familiares. Hasta ahora el único método (con muy pocos buenos resultados) ha sido llevar muy “poco” trabajo. También intento ser mejor cada día, y si bien el aprender más no me hará más inteligente al menos me hará menos conocedor de todo.

    Seguiré trabajando en ello.

    ¡Saludos! 🙂

X